STORIES
Artists

Fernando Botero (español)

by Claudia Herrera Hudson

Imagen de: http://karaart.com/botero/
Imagen de: http://karaart.com/botero/

Fernando Botero, el artista colombiano mejor conocido por las robustas y exageradas formas humanas de sus obras, es tanto historia viva como una leyenda viviente.


Fernando nació en Medellín, en el Departamento de Antioquía, Colombia, el 19 de abril de 1932. Su padre era un vendedor de ruta quien viajaba en burro a través de las inhospitables regiones montañosas. Cuando Fernando tenía sólo 2 años de edad, su padre murió repentinamente, dejando a Fernando crecer con su madre y sus dos hermanos. Se dice que este trágico evento lo dejó con un permanente vacío, una tristeza a la que él nunca pudo afrontar.

El Medellín de hoy en día es muy diferente al Medellín de Botero cuando era niño. En aquel entonces, Medellín era un pequeño pueblo provincial y tranquilo, donde la iglesia jugaba un papel importante en la vida y moralidad de cada uno. Botero atendió a una escuela de jesuitas, quienes eran muy estrictos. Para disfrutar en sus ratos libres, Botero empezó a dibujar y luego a pintar.

Al crecer se convirtió en un verdadero admirador de las corridas de toros, el cual es un deporte popular en Colombia, derivado de los colonos españoles. Desde los 13 años de edad, él empezó a pintar escenas taurinas, vendiéndolas frente a la arena por 5 pesos y más tarde, como profesional, invirtió cerca de dos años pintando sólo aquello.


Su talento y conocimiento del arte fue evidente desde temprana edad. Cuando tenía tan sólo 17 años de edad, contribuyó con un artículo con el periódico de Medellín "El Colombiano", titulado "Picasso y la No Conformidad del Arte", el cual sirvió para revelar su mentalidad vanguardista del arte.

Imagen de: http://www.art.com/asp/sp-asp/_/ui--ADB30EE9CD754E0781F30BF21C600FC5/PD--10113518/sOrig--CRT/sOrigId--726/Los_Musicos.htm
Imagen de: http://www.art.com/asp/sp-asp/_/ui--ADB30EE9CD754E0781F30BF21C600FC5/PD--10113518/sOrig--CRT/sOrigId--726/Los_Musicos.htm

Botero se mudó a Bogotá en 1951 donde tuvo su primera exhibición en la galería Leo Matiz a la edad de 19 años. Cada una de sus obras se vendió. Irónicamente, Botero creció sintiendo verdaderamente difícil el separarse de su obra y llegando a ser el coleccionista más grande de su propia obra, a pesar de haber recibido ofertas de enormes sumas de dinero por sus obras de parte de sus admiradores y coleccionistas de todo el mundo.

Botero, como muchos artistas de su tiempo hicieron, decidió viajar a Europa para estudiar el trabajo de los grandes maestros. Estudió en Madrid, España, en la academia de San Fernando, donde creó obras al estilo Velázquez y Goya, así como en Florencia, Italia, donde aprendió las técnicas del fresco (mural) de los maestros italianos. En el año de 1956, enseñó en la escuela de Bellas Artes de la Universidad de Bogotá, Colombia y viajó a la Ciudad de México para estudiar el trabajo de Rivera y Orozco. Desde ese punto, su experiencia con el muralismo influenció en gran medida la dirección de su futuro como artista.

El estilo de la pintura de Botero más conocido surgió alrededor del año de 1964, y es caracterizado por "formas redondeadas, infladas, pintadas con una suave pincelada casi invisible e hinchadas hasta alcanzar unas figuras humanas de tamaño exagerado con características naturales y objetos de todas clases, celebrando la vida en sí mismos mientras se mofan de su rol en el mundo." Los sujetos de sus pinturas con frecuencia parecen posar para una fotografía, tal vez para captar su imagen y personalidad en completo silencio, inmóvil.

En 1959, Botero presentó su trabajo titulado "Imágenes Infladas", en la exhibición del Museo de Arte Moderno de Nueva York. Aquella exhibición estableció su reputación como un gran pintor a nivel mundial.

A pesar de que las redondeadas y exageradas imágenes son satíricas y pretenden ser humorísticas, éstas también contribuyen a sugerir comentarios políticos y sociales. Los símbolos de poder y autoridad están presentes frecuentemente en su obra, las imágenes de presidentes y soldados así como la de sacerdotes, se convirtieron en el blanco de Botero. El condena el "militarismo, la moral y el comportamiento de la burguesía colombiana.

Imagen de: http://www.art.com/asp/sp-asp/_/ui--ADB30EE9CD754E0781F30BF21 C600FC5/PD--10113497/sOrig--CRT/sOrigId--726/The_Dancers.htm
Imagen de: http://www.art.com/asp/sp-asp/_/ui--ADB30EE9CD754E0781F30BF21 C600FC5/PD--10113497/sOrig--CRT/sOrigId--726/The_Dancers.htm

Y así como la persistente presencia de sus figuras voluptuosas era una constante en el trabajo de Fernando Botero, su obra se orientó y representó incesantemente a su nativa Colombia. Por ejemplo, pinturas como la obra de 1989 "Hombre con un Perro" y "La Colombiana" de 1983, retratan a gente en posiciones y escenarios típicos del paisaje colombiano. Algunas de sus imágenes contienen aún la bandera colombiana y otras obvias referencias. A pesar de su vasto y experimentado entrenamiento, las imágenes de su niñez parecen nunca haber dejado su memoria. Marc Fumaroli llamó a sus pinturas "Un universo de lo improbable, que viene tan clara y fielmente en retórica, en fábulas y cuentos, en resumen, en niñez."

Se dice también que el trabajo de Botero evoca al famoso escritor, Gabriel García Márquez y a su extraordinaria imaginación, cuyo trabajo ha creado un mundo "tanto mundano como maravilloso," justo como el de Fernando Botero.

Pero tanto como su trabajo demuestra su amor por su región nativa, Botero también trae consigo temas genéricos convirtiendo su obra en universal. El incluye temas que abarcan de manera extensiva la historia del arte –desde la Edad Media, el barroco italiano, el arte colonial latinoamericano, al arte moderno de vanguardia. Fernando Botero también creó parodias de varios trabajos de arte, incluyendo Bonnard y David. Durante los diferentes periodos de su trabajo, su arte también demostró las influencias recibidas. Por ejemplo, su trabajo de los años sesenta muestra claramente la influencia del francés Paul Gauguin y del español Pablo Picasso.

Pero se dice que su obra y "persona" son mejor comparados con Peter Paul Rubens, un artista del siglo XVII a quien él admira enormemente. El trabajo de Rubens fue la personificación del "Barroco" cuyas figuras carnosas, voluptuosas "existen en un mundo de exuberancia y plenitud, tanto en el dominio de lo sagrado como de lo profano."

Botero mencionó una vez: "En el arte, mientras tengas ideas y pienses, estás destinado a deformar la naturaleza. Arte es deformación." 

Page created on 7/28/2014 10:41:45 AM

Last edited 7/28/2014 10:41:45 AM

The beliefs, viewpoints and opinions expressed in this hero submission on the website are those of the author and do not necessarily reflect the beliefs, viewpoints and opinions of The MY HERO Project and its staff.
 

Related Links

Biografía de Botero - Habla sobre la vida de Botero con fechas en las cuales Botero hizo algo significativo en su vida
Museo Botero, Bogotá - Página en ingles de ejemplos de las obras de Botero

Author Info